jueves, 16 de enero de 2014

He aprendido que ser madre es mucho más hermoso de lo que pensaba...

He aprendido que antes le daba importancia a cosas y personas que no lo merecían, ahora sé que lo más importante es mi familia y la felicidad de mis hijos. He aprendido a tener otras metas en la vida. Las prioridades de antes no son las de ahora. He aprendido que el trabajo, aunque necesario, no es lo más importante y que ser madre me hace sentir completamente realizada. Yo, como madre responsable y que ama a sus hijos, quiero criarlos y educarlos con amor. He aprendido a tener verdaderas responsabilidades , y que puedo hacer mucho por los demás y que ayudar desinteresadamente. me da infinitas satisfacciones. He aprendido a ser madre y esposa y la felicidad que te produce cuidar de tu familia y verlos felices ¡no tiene precio ! He aprendido a no tener miedo, y a afrontar todo lo que nos venga, que daría mi vida sin pensar por mis hijos, que ellos son todo en mi vida y que por ellos ¡ lo doy absolutamente todo.!

No hay comentarios:

Publicar un comentario