lunes, 27 de enero de 2014

CARTA DE UN ÁNGEL



 Entre las estrellas más hermosas, entre las nubes,quiero decirte que estoy bien, aquí solo hay paz, y una energía hermosa que nos envuelve. Hoy no me puedes ver como antes, ni puedes oír mi voz, pero estoy contigo a toda hora, en cada latido de tu corazón, en cada lágrima que derramas por mí, así que no te pongas triste por mi ausencia, no me he ido de tu lado. ¿Sabes algo? Ésas lágrimas te las he secado con mis manos y con mis besos, pero no te das cuenta, el dolor y el no aceptar que no estoy físicamente, no deja que me veas. Ésta es la ley de la vida, lo sabes bien.. No culpes a nadie. No te sientas culpable por nada, si no me diste un abrazo cuando tuviste tiempo, si no me dijiste cuánto me amabas, si no hubieron detalles de Amor conmigo, olvídalo..! tu dolor lo dice todo. Solo piensa que estoy bien, sonríe cuando te acuerdes de mí, eso me ayudará a estar bien también. Recuerda los mejores momentos que compartimos, las veces que reímos juntos… No recuerdes cómo fue mi partida.. eso te hace mucho daño, desangra tu alma y tu corazón. No te tortures más. Cuando te sientas solo/a, alza tu mirada al cielo… no importa si es de día, me verás en la nube que este más cerca, y si es de noche, simplemente busca la estrella más grande, la que brille más… Ahí estaré viéndote, y mi titilar te responderá.. Acuérdate que no fue un adiós que nos dijimos, fue simplemente un hasta luego. Quizás sea pronto nuestro encuentro, quizás pasen muchos años para volvernos a encontrar, pero si te aseguro que ese encuentro entre nosotros es lo único que tenemos seguro. No me llores más, que eso me pone muy triste y mi luz no es tan grande. Aquí en este lugar no aceptan las tristezas.. No me mojes mis alas con tus lágrimas, muchas veces me impides despegarme de la tierra al lugar donde realmente pertenezco. Nadie puede decirle a Dios por qué se fue tan pronto?, nadie puede reprochar a Dios por enviar a un ángel a buscarme. Cuando te agobien estos pensamientos..tan solo di.. “te suelto, te dejo ir, porque mientras te recuerde nunca morirás en mí, siempre vivirás en mi corazón” Bueno me despido. Hoy hay fiesta en el cielo porque muchos vienen a encontrarse con sus seres amados y quiero estar presente para saber la alegría que se siente cuando uno abraza a alguien que dejó en la tierra. Recuerda que te amo mucho y que siempre estaré a tu lado hasta que te vengas sin equipaje, porque aquí sólo se trae lo que siembres en la tierra y marcan las huellas que dejaste.. REFLEXIÓN: En muy bello llorar, Dios nos da la oportunidad de limpiar nuestras almas, nuestros corazones; para liberar mediante las lagrimas, el dolor causado por la perdida de un ser querido. SI tienes la necesidad de llorar, hazlo tanto como es necesario, pero pronto deja de hacerlo para ayudar a sus seres querido a sentirse en Paz. El tiempo ayudará a comprender la naturaleza de estos ciclos y a que la herida cicatrice. Autor desconocido.

1 comentario: